Seguridad

El paraquat, al igual que todos los ingredientes activos, está siendo constantemente estudiado por las autoridades nacionales e internacionales y por otros investigadores. Estos expertos afirman que cuando se lo usa en forma correcta, el paraquat puede suministrar un control de malas hierbas seguro y efectivo, con beneficios sociales y económicos y protegiendo al mismo tiempo la tierra para las generaciones futuras. 

Definición

Las hojas son "finas" en contraposición a las hojas "anchas" de las malas hierbas de hoja ancha. También se las denomina 'monocotiledóneas', es decir que tienen una hoja de semillas en contraposición a las 'dicotiledóneas' que tienen dos hojas de semillas.

Referencias y recursos en línea acreditados

La Sociedad Internacional de Ciencias de las Malas Hierbas (International Weed Science Society) representa a las asociaciones individuales en todo el mundo. Se citan los detalles de estas asociaciones regionales.

Las cinco reglas de oro para un uso seguro

1. Tener precaución en todo momento

  • Sea consciente de los riesgos que implica la aplicación de productos para la protección de cultivos
  • Use un método sistemático para medir y mezclar el producto concentrado y procedimientos de limpieza para pulverización y post-pulverización.
  • Mantenga a los niños y a los animales lejos de los lugares y actividades de pulverización
  • Guarde el producto y los equipos de aplicación en forma segura
  • Elimine en forma adecuada los productos de desecho y los materiales de embalaje
  • Evalúe las condiciones climáticas (velocidad y dirección del viento, temperatura)
  • Evita la deriva
  • No fume, coma ni tome mientras manipula el producto
 

2. Leer y comprender la etiqueta del producto

  • Los usuarios y asesores deben leer toda la información de la etiqueta del producto (técnica, de uso y de seguridad) y observar las explicaciones de los símbolos internacionales de peligro.
  • Los usuarios y asesores analfabetos deben estudiar el significado de los pictogramas de la etiqueta.
 

3. Lavarse después de pulverizar

  • Lávese bien (con ducha o baño de inmersión) luego de la tarea.
  • Lave bien la ropa de trabajo y los equipos de protección personal (PPE) y en forma separada de otra ropa de la casa.
  • Lávese inmediatamente si se produce un derrame, prestando particular atención a la contaminación de los ojos.
 

4. Mantener el pulverizador

  • Comprenda cómo funciona un pulverizador e identifique por qué y dónde puede producirse una pérdida si no se realiza un buen mantenimiento de la máquina.
  • Seleccione las boquillas correctas.
  • Siga los programas de mantenimiento del pulverizador (sellos, filtros, bombas y boquillas)
  • Aprenda a reparar un pulverizador y tenga repuestos en stock.
  • Calibre los pulverizadores para aplicar las proporciones recomendadas.
 

5. Usar ropa y equipo de protección personal (PPE)

  • Los requisitos mínimos para cualquier actividad relacionada con pesticidas son una camisa de mangas largas, pantalones (de algodón) y calzado no absorbente.
  • Use guantes, sombrero, máscara, protección ocular y delantal impermeable como se ha indicado.
  • Si se obedecen las primeras 4 reglas, se reduce considerablemente la dependencia del PPE para evitar la contaminación personal. El PPE debe verse como la última línea de defensa