Selección de boquillas: elegir la boquilla correcta para el paraquat

¿Qué boquillas usar?La elección del tipo correcto de boquilla para pulverizar con paraquat es una decisión importante. La boquilla correcta permitirá obtener los mejores niveles de control de malas hierbas, ayudando a garantizar que el producto se utilice en forma precisa y eficiente, evitando la derivación de la pulverización hacia áreas que no se desea pulverizar. Existen muchos tipos diferentes de boquillas para distintos propósitos de protección de cultivos que resultan adecuados para productos y equipos de aplicación particulares. Si bien siempre se debe consultar la etiqueta del producto y aceptar los consejos locales sobre qué boquillas usar en situaciones específicas de control de malas hierbas, en este artículo se detallan algunos principios básicos para la selección de boquillas.

Funciones de las boquillas

Esencialmente, las boquillas tienen una carcasa exterior que contiene una cámara en la cual se bombea la solución a pulverizar a una presión designada que sale a través de un orificio con forma especial en la punta de la boquilla. Las boquillas se encastran en el brazo de pulverización a intervalos regulares en toda su longitud o en el extremo de una lanza de mano. Dispersan la solución de pulverización como una delgada lámina de líquido, de una cierta forma, que se reparte en pequeñas gotas. El tamaño promedio de las gotas está determinado por la presión y el tipo de boquilla. Se recomienda aplicar los productos para protección de cultivos en determinadas proporciones por unidad de área en un volumen de agua determinado, ej. 2 L/ha en 200 L agua/ha. Se recomienda el volumen de agua de acuerdo con la cobertura del área que se desea pulverizar para lograr el mejor efecto. Esto se determina mediante factores tales como la ubicación real de la mala hierba, la plaga o la enfermedad que se desea eliminar en el cultivo; y depende de si el producto actúa por contacto o en forma sistémica. A una presión dada, un tipo particular de boquilla ofrecerá un cierto flujo de pulverización (volumen por minuto). La velocidad frontal del pulverizador y el ancho del barrido determinan entonces la proporción de producto aplicado. Se deben seleccionar los tipos de boquilla apropiados de acuerdo con los objetivos particulares, los productos utilizados, los métodos de aplicación y las condiciones climáticas predominantes. El uso de boquillas que producen gotas más grandes reduce el potencial de deriva, pero no evita la deriva si las aplicaciones no se realizan correctamente (ej. si el brazo está demasiado alto) o si el clima no es adecuado. La baja humedad fomenta la evaporación de gotas, reduciendo su tamaño y el viento vuela las gotas finas y pequeñas del objetivo deseado.

Tipos de boquillas

Los principales tipos básicos de boquillas de pulverización y sus características principales se describen en la siguiente tabla. 

Definición

Las hojas son "finas" en contraposición a las hojas "anchas" de las malas hierbas de hoja ancha. También se las denomina 'monocotiledóneas', es decir que tienen una hoja de semillas en contraposición a las 'dicotiledóneas' que tienen dos hojas de semillas.

Referencias y recursos en línea acreditados

La Sociedad Internacional de Ciencias de las Malas Hierbas (International Weed Science Society) representa a las asociaciones individuales en todo el mundo. Se citan los detalles de estas asociaciones regionales.
Tipo de punta de boquilla  Principales características y usos
Abanico plano Produce una pulverización en forma de abanico plano de gotas de tamaño medio a grande para aplicación difusa* de herbicidas, evitando la deriva de la pulverización.
Deflectora  Utilizada con pulverizadores con mochila para la aplicación de herbicida; la pulverización se dirige hacia abajo desde la punta de una lanza.
Cono (hueco o lleno) Produce una pulverización en forma de cono; se utiliza con altas presiones de pulverización en los casos en que se necesita penetrar en un dosel de cultivos; para fungicidas e insecticidas; riesgo de derivación.
Inclusión de aire** Se incorpora aire creando grandes gotas lo cual reduce la deriva; estas se rompen en gotas más pequeñas cuando impactan en las hojas.
Inundación  Produce grandes gotas; utilizada para aplicación de gran volumen de fertilizantes líquidos (con los cuales se pueden mezclar herbicidas).
* Una aplicación difusa brinda cobertura total en contraposición a las bandas de pulverización o la aplicación puntual.
** Las boquillas de inclusión de aire también se conocen como boquillas de doble fluido.
  Las boquillas dentro de las categorías que se muestran aquí arriba se describen además por el ángulo del patrón de pulverización que producen, la presión utilizada y el caudal. Se debe tener cuidado para asegurarse de que las boquillas no estén obstruidas, dañadas o gastadas. Siempre se debe verificar que cada punta libere el mismo volumen de pulverización siguiendo el patrón parejo esperado. Las obstrucciones deben retirarse con aire comprimido o con un cepillo de cerda suave.

Boquillas para pulverizadores con brazo

Las boquillas de abanico plano estándar son la mejor opción para aplicaciones difusas de pulverización con productos de paraquat utilizando un pulverizador con brazo. Estas boquillas producen un patrón de pulverización con forma de abanico oval plano, que requiere superposición para producir una cobertura pareja. Existen muchas variantes de boquillas de abanico plano: para operar a diferentes presiones; produciendo gotas más grandes; ofreciendo un patrón de pulverización parejo que no requiere superposición para la pulverización en bandas.  Vienen con puntas que proporcionan abanicos de pulverización con un rango de ángulos. Se necesitan ángulos más amplios para lograr la superposición necesaria para una cobertura pareja cuando el brazo de pulverización se sostiene a una altura inferior.

Boquillas para pulverizadores con mochila

Aplicación de paraquat con pulverizador con mochila y boquilla deflectora Las boquillas deflectoras se recomiendan por lo general para usar con pulverizadores con mochila, en especial para herbicidas. El líquido de pulverización presurizado golpea en una superficie en ángulo en la boquilla para formar la lámina de pulverización que produce las gotas en el patrón particular del abanico de pulverización. Se utilizan para aplicar barridos más amplios y se pueden usar a baja altura como por ejemplo debajo de árboles o arbustos. Una baja presión operativa de 1 bar (14.5 psi) tiende a producir gotas enormes que tienen menor tendencia a la deriva, reduciendo así la contaminación en lugares no deseados. Cuando se sube la presión operativa a 1.5–2.0 bar, estas boquillas tenderán a producir una pulverización de calidad media. Cuando se pulveriza entre surcos de por ej. maíz o verduras u hortalizas, se puede utilizar un protector de boquilla para limitar la pulverización a las malas hierbas que se desea combatir. Aquí se puede encontrar información más básica sobre cómo aplicar herbicidas con paraquat de manera más efectiva, eficiente y segura. Aquí se puede encontrar más información sobre la gestión de los productos con paraquat.

Nota importante: Siempre lea y siga las instrucciones que aparecen en la etiqueta del producto y cumpla estrictamente con los usos aprobados.

 

Referencias

Jones, W J (2006). Selecting nozzles for hand-held applications. UK Forestry Commission Technical Note. Johnson, M P and Swetnam, L D (1992). Sprayer nozzles: selection and calibration. University of Kentucky Cooperative Extension Service. Sumner, P E (2005). Sprayer nozzle selection. University of Georgia Cooperative Extension Services.

Notas

La marca comercial del producto líder a base de paraquat es Gramoxone.