El paraquat es resistente a la lluvia en tiempo récord

Operaciones de control de malas hierbas con paraquat en una plantación de té: ¿va a llover? El paraquat controla las malas hierbas de manera efectiva incluso si llueve a los 15 o 30 minutos posteriores a la pulverización. Esta excelente resistencia a la lluvia es exclusiva de este herbicidas y ofrece a los agricultores importantes beneficios prácticos. Se puede trabajar más entre un chaparrón y otro y el control de malas hierbas será mejor que cuando se usan herbicidas alternativos como el glifosato o glufosinato y cae una lluvia imprevista. En las estaciones lluviosas tropicales, como en todos lados, una lluvia repentina puede lavar los herbicidas foliares recientemente aplicados en las hojas de las malas hierbas reduciendo o eliminando así su eficacia. Mediante el uso de lluvia simulada, se descubrió que el paraquat era resistente a la lluvia a los 15 minutos de su aplicación, es decir no se podía medir ninguna diferencia entre los grados de control de malas hierbas con o sin lavado. Resulta claro que se debe haber absorbido la cantidad suficiente de paraquat durante ese corto período de tiempo para lograr una máxima eficacia. Sin embargo, el glifosato y el glufosinato no tuvieron buenos resultados de control de malas hierbas incluso transcurridas seis horas sin lluvia. Al paraquat no solo lo absorben las malas hierbas rápidamente sino que su acción también es muy rápida. Esto permite tomar cualquier decisión de volver a pulverizar un día antes de tener cualquier tipo de problemas. Con el glifosato de lenta acción, el nivel probable de control no será obvio durante varios días o incluso semanas según la temperatura. Lea más ...