P. ¿El paraquat es seguro para los agricultores y sus familias?

R. Bajo condiciones de uso normal (es decir, como se recomienda en la etiqueta) el paraquat es seguro para los usuarios y transeúntes. Se aconseja el uso de protección ocular y guantes al manipular el producto concentrado y ropa de trabajo normal: camisa de manga larga, pantalones largos y calzado impermeable para pulverizar plaguicidas en general. Seguir esta recomendación ya proporciona un nivel de seguridad alto y suficiente para el uso del paraquat en la agricultura. En 2004, el paraquat volvió a ser revisado por las organizaciones internacionales líderes, entre ellas la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) y la Reunión Conjunta de las Naciones Unidas sobre Residuos de Plaguicidas (JMPR, por su sigla en inglés), que está formada por expertos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la FAO. Estos expertos sustentan el concepto de que, cuando se lo usa según las instrucciones, no existen peligros para la seguridad asociados con el uso de paraquat. Sus propiedades físicas hacen que sea seguro para manipular cuando se lo utiliza de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta. El Comité Científico sobre Plantas (SCP, por su sigla en inglés) de Europa declaró: "En base a los estudios de exposición en campo, corroborados por la información en los estudios de salud, la SCP opina que cuando el paraquat se usa como un producto de protección de plantas como se recomienda en las buenas prácticas de trabajo prescriptas, su uso no presenta ningún riesgo significativo para la salud de los operadores." (SCP, 2002) La conclusión derivada de más de cuatro décadas de uso y diversas revisiones realizadas por organismos reguladores internacionales, es que el paraquat es seguro para los usuarios, el medio ambiente, los consumidores y la vida silvestre cuando se lo usa con los fines para los que fue creado como herbicida. Su seguridad ha sido confirmada por su registro de uso en cerca de 90 países en todo el mundo incluso aquellos con los requerimientos regulatorios más exigentes con los EE.UU.