Weed control

Se deben consultar las etiquetas de los productos con paraquat para determinar si se debe agregar un adyuvante al tanque de pulverización o si se debe evitar su uso.
Con frecuencia se incluyen surfactantes (humidificadores) en el producto formulado y todos los adyuvantes adicionales son innecesarios y pueden causar problemas. Por otra parte, algunos productos pueden beneficiarse con un adyuvante de mezcla en tanque y las opciones se incluyen en la etiqueta.
Los herbicidas foliares como el paraquat pueden encontrar dificultades en la superficie de las hojas y en el acceso a los lugares donde pueden ser más efectivos. Las hojas están cubiertas por una cutícula cerosa que forma una barrera considerable, en especial para los productos en base acuosa para pulverización. En palabras simples, la cera repele el agua.
La cera cristalina como se muestra en la imagen es en particular repelente. Las gotas de la pulverización tienen tendencia a rebotar en las hojas o a acomodarse en la superficie de los cristales de cera sin mojar la superficie - lo cual resulta esencial para una buena captación. Una vez dentro de una hoja, existen otras barreras para el movimiento.
¿cuáles son las cosas esenciales que necesitan saber los agricultores sobre la pulverización con paraquat? El paraquat es un herbicida de rápida acción, amplio espectro y que se utiliza en la etapa de post-emergencia. Siempre se debe leer la etiqueta de los productos con paraquat antes de usarlos. Sin embargo, los agricultores tienen preguntas básica como por ejemplo: ¿qué tan grandes deben ser las malas hierbas?; ¿se debe mezclar otro herbicida en tanque o se debe usar un adyuvante?; ¿la lluvia posterior a la pulverización afecta la actividad?; ¿el paraquat puede ayudar a combatir las malas hierbas resistentes? 
Este artículo describe los principales aspectos prácticos del uso de paraquat para el control de malas hierbas.
La seguridad antes, durante y después de la pulverización.
La seguridad es esencial.
Almacenamiento seguro siempre
Los agroquímicos se deben guardar en su envase original y bajo llave, para restringir el acceso sólo a las personas que necesitan usarlos y mantener alejados a los niños, a las personas que no los utilizan y a los animales domésticos. Nunca se deben decantar los plaguicidas y dejarlos en envases sin identificar.
Existen cinco Reglas de Oro para el uso seguro:
Los herbicidas como el paraquat ahora son más importantes que nunca antes ya que la gente criada en el campo en la actualidad elije vivir en pueblos y ciudades.
En Europa y América del Norte, las poblaciones urbanas superan a las rurales desde hace décadas. Como resultado, al no poder seguir confiando en la amplia demanda de mano de obra, los agricultores han adoptado las nuevas tecnologías y se ha debido intensificar la producción para garantizar que los cultivos reciban el cuidado adecuado a fin de producir cantidades de alimento suficiente.
En la actualidad, en Asia, las poblaciones urbanas están a punto de absorber a las rurales y en menos de 20 años África hará lo mismo (Fig 1).1 Un trabajo reciente publicado en la revista Pest Management Science ha estudiado los beneficios cada vez más importantes que ofrecen los herbicidas al mismo tiempo que toda la industria agrícola lucha por garantizar la seguridad alimentaria para todos.2
Las plantas voluntarias – aquellas que crecen a partir de las semillas arrojadas por el cultivo anterior – son malas hierbas que traen los mismos o peores problemas que las plantas silvestres.
Las plantas voluntarias pueden formar un ‘puente verde’ de un cultivo al otro transportando plagas de insectos y enfermedades fúngicas. Las plantas voluntarias reducen los rindes y la calidad y obstaculizan el manejo del cultivo. Pueden ser difíciles de controlar, en especial si crecen en un cultivo nuevo de la misma especie.
Las opciones para controlar las plantas voluntarias antes de plantar el próximo cultivo pueden estar particularmente limitadas cuando son portadoras de un rasgo de tolerancia a herbicidas como el glifosato, el glufosinato o ambos. Sin embargo, investigaciones recientes han demostrado que el paraquat reforzado con el agregado de un herbicida inhibidor del PSII proporciona una buena opción para controlar el maíz voluntario o "guacho" antes de plantar un nuevo cultivo1. Aquí se puede encontrar más información sobre los inhibidores del PSII y los modos de acción de los herbicidas.
Problemas de las plantas voluntarias
El control de las malas hierbas en la papa es un problema para muchos agricultores. El paraquat es un herbicida muy útil para la papa porque se puede usar para quemar las malas hierbas desde antes de plantar y hasta el momento en que el brote de la papa comienza a emerger del suelo1. Esto permite adaptar las medidas de control de malas hierbas según las malas hierbas presentes. Como las papas pueden tardar hasta cuatro semanas en emerger, puede darse un significativo crecimiento de malas hierbas después de plantar. Las malas hierbas pueden superar rápidamente a los cultivos de papa si se les permite crecer sin control antes de que se cierre el dosel de hojas del cultivo.
Menores costos y efectos favorables para el medio ambiente cuando se usa paraquat: estas fueron las conclusiones clave alcanzadas en una comparación realizada durante 4 años de los métodos de control de malas hierbas en bananos, recientemente completada por la Universidad de las Filipinas.
El ensayo se realizó en una plantación comercial en Mindanao, la isla grande ubicada en el sur del país. Las bananas hacen una significativa contribución a la economía de las Filipinas y son una importante fruta de exportación. Se están estableciendo nuevas plantaciones en tierras con más pendiente donde la erosión del suelo presenta una amenaza real para la producción sustentable. Las autoridades filipinas estiman que cada año se pierden 623 millones de toneladas de suelo en 28 millones de hectáreas de tierra.
El paraquat en Samoa no solo ayuda a los agricultores a suministrar un alimento principal sino que también permite que el taro se convierta en un cultivo de exportación muy importante. ¿Alguna vez se preguntó qué alimenta el impresionante tamaño y fuerza de los extraordinarios jugadores de rugby de las Islas del Pacífico? No busque más, es el taro. El taro es un cultivo tropical con tubérculos de almidón que constituye un alimento principal en muchas comunidades de subsistencia, en particular en las Islas del Pacífico. Y si bien lo más probable es que los jugadores del equipo de rugby tengan una amplia gama de alimentos para elegir, para mucha gente que vive en estas regiones, el taro es parte esencial de su dieta.
Las malas hierbas no aparecen en los titulares de las noticias como las sequías, las plagas de insectos o incluso la gripe porcina, pero causan una importante miseria humana, en forma silenciosa y constante, según observa uno de los más reconocidos expertos en malas hierbas de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por su sigla en inglés) de Naciones Unidas. Ricardo Labrada-Romero cita las cifras obtenidas por la organización ambientalista líder Landcare Research (de Nueva Zelanda) que indican que las malas hierbas sin control causan pérdidas en los cultivos equivalentes a 380 millones de toneladas de trigo por año. Cuando la FAO considera que más de un billón de personas en el mundo tienen hambre, esto tiene un gran impacto.
En cuanto a la tierra cultivable necesaria para producir esta cantidad de trigo, calculando un rinde mundial promedio de 2.8 toneladas por hectárea (FAO, estimación 2007), esta superficie equivale a la asombrosa cantidad de 135 millones de hectáreas (335 millones de acres), un área equivalente al doble del tamaño de Francia, que se pierde para la producción de alimentos.
Las malas hierbas causan la mayoría de las pérdidas de cultivos*
Saber cómo funciona un herbicida en detalle - su 'modo de acción' (MdA) - es importante para comprender cómo usarlo en la forma más efectiva. El MdA del herbicida es uno de los principales factores en el espectro de control de malas hierbas, la selectividad de los cultivos y la resistencia de las malas hierbas.
Los herbicidas controlan las malas hierbas al interferir con su modo de crecimiento. Los diferentes MdA en último término detienen la germinación de las semillas o su establecimiento como plántulas; evitan que las plantas elaboren los carbohidratos, proteinas o lípidos (aceites y grasas) esenciales o secan las hojas y tallos.
El MdA del paraquat se basa en desviar el flujo de energía capturada de la luz solar en la fotosíntesis para producir radicales libres altamente reactivos que destruyen las membranas celulares para secar rápidamente las hojas. Esto ocurre a las pocas horas con fuerte luz solar debido a los altos niveles de energía que salen fuera de control. El paraquat afecta a casi todas las plantas verdes haciendo que sea un herbicida no selectivo de amplio espectro. Puede leer más sobre el tema y mirar un video que muestra cómo actúa el paraquat haciendo click aquí.
Introducción
Los herbicidas controlan las malas hierbas al interferir con la forma en que éstas crecen. Esto se logra mediante varios "modos de acción" (MdA) diferentes que en último término detienen la germinación de las semillas o su establecimiento como plántulas; evitan que las plantas elaboren los carbohidratos, proteínas o lípidos (aceites y grasas) esenciales o secan las hojas y tallos. Conocer el MdA de un herbicida es importante para comprender cómo usarlo de la forma más efectiva. Es un factor importante tanto para la selectividad del herbicida como para la resistencia a las malas hierbas.
Los síntomas observados en las malas hierbas pulverizadas con herbicidas expresan el MdA. En la I&D sobre herbicidas, cuando se prueban nuevos productos químicos, los expertos observan cuidadosamente los detalles y tiempos de la aparición de los síntomas para obtener pistas sobre el MdA. Comprender por completo un MdA puede llevarle años de investigación a los fisiólogos de plantas, bioquímicos, biólogos moleculares y muchos otros científicos de otras disciplinas. El MdA preciso del paraquat se comprende muy bien - para obtener más información, haga click aquí.