Beneficios para el medio ambiente

Reduce la erosión del suelo

Al exterminar las malas hierbas pero dejar las raíces en su lugar, el paraquat estabiliza el suelo.

Los sistemas de labranza con paraquat evitan la erosión del suelo Estudios de casos En el proyecto Sagip-Lupa de 5 años llevado a cabo en las Filipinas, los investigadores han colaborado en el estudio de las técnicas para reducir la grave amenaza para la producción de alimentos y para el medio ambiente que presenta la erosión del suelo. En los tres sitios experimentales, cada año se pierde un promedio de más de 100 toneladas/ha de la capa superior del suelo al realizar prácticas agrícolas en la forma tradicional. Los grandes ahorros de la preciosa capa superior de suelo provenientes del uso de paraquat y la labranza cero

Definición

También conocida como labranza de conservación o labranza cero, es una forma de sembrar cultivos de un año a otro sin perturbar el suelo a través de la labranza, es decir la labranza del suelo que habitualmente se realiza con implementos impulsados por tractores.

Referencias y recursos en línea acreditados

http://www.no-till.com/ Portal para obtener información en línea sobre la agricultura con labranza cero.
son todos estadísticamente significativos.
Los rindes de los cultivos también se han visto beneficiados. Lea más

 

 

Aumenta la materia orgánica del suelo

El uso de paraquat junto con una menor labranza del suelo ayuda a preservar la materia orgánica. Esto es bueno para la salud y la estructura del suelo, aumenta la fertilidad, mejora la filtración y retención de agua y atrapa el dióxido de carbono.

Luego de 10 años con labranza cero, el suelo rojo de la derecha tiene mucha más materia orgánica Estudios de casos La producción de cultivos con labranza cero y el uso de paraquat para el control de las malas hierbas permite la labranza exitosa de uno de los últimos recursos de suelo disponibles en China para la producción de alimentos. En el sur de China, casi 30 millones de hectáreas de suelos rojos se han trabajado, pero sufren un gran desgaste por las condiciones climáticas, son inherentemente áridos y muy susceptibles a la erosión. El paraquat y la labranza cero pueden ayudar a estabilizar el suelo. No labrar el suelo significa que se oxida menos materia orgánica, de modo que se acumulan niveles de materia orgánica con el tiempo. La materia orgánica es esencial para la salud y la estructura del suelo, aumenta la fertilidad, mejora la filtración y retención de agua y atrapa el dióxido de carbono. Lea más

 

 

Reduce la huella de carbono

Los sistemas de labranza de conservación tienen un mayor contenido de materia orgánica en el suelo que secuestra el dióxido de carbono, por lo tanto los cultivos producidos con este sistema tienen una menor huella de carbono.

El paraquat se usa como herbicida de quema en los sistemas de labranza de  conservación Estudios de casos Los agricultores de los EE.UU. ahora se pueden registrar en el Programa de Créditos de Carbono del Sindicato de Agricultores lo cual significa que se les pagará por manejar sus tierras de cultivo mediante el uso de sistemas de labranza de conservación como la labranza cero y la labranza en franjas. La labranza de conservación aumenta la cantidad de materia orgánica en el suelo y, además de aumentar la fertilidad y mejorar la estructura del suelo, esto secuestra grandes cantidades de dióxido de carbono. La tierra destinada a la agricultura tiene el potencial para compensar alrededor del 11% de las emisiones de gas de efecto invernadero en los EE.UU., alcanzando unos 650 millones de toneladas de CO2 por año.  De este total, la tierra destinada a los cultivos podría contribuir con el 41% y la mitad de esto podría alcanzarse mediante las prácticas de labranza de conservación que se están adoptando cada vez más.  Lea más

 

 

Aumenta la biodiversidad

Los sistemas de labranza de conservación proporcionan mejores hábitats en la superficie, en el suelo y lejos de los campos cuando un menor escurrimiento en los cursos de agua mejora los ambientes acuáticos locales.

Los búhos o tecolotes llaneros se desarrollan muy bien en los campos con labranza cero en Brasil Estudios de casos Al dejar rastrojo y residuos del cultivo anterior en la superficie del suelo y suelo sin labrar ni perturbar, se proporcionan hábitats para invertebrados y pequeños animales silvestres. Con frecuencia hay mayor cantidad de aves que se alimentan de los granos esparcidos y de las semillas de las malas hierbas, insectos o pequeños mamíferos. Una de las especies de aves que se está desarrollando muy bien en este momento en los campos con labranza cero en las áreas de cultivo intensivo de soja al norte y al sur de San Pablo en Brasil es el búho de hoyo o tecolote llanero (Athene cunicularia). Estas aves hacen sus nidos y duermen en agujeros en la tierra, tal vez cavados por los perros, por ejemplo. Durante un reciente relevamiento ecológico de los campos en las áreas rurales cerca de las ciudades de Londrina y Uberlandia, se vieron estos búhos y sus madrigueras en muchos campos con labranza cero que sobrevivieron al invierno. Lea más  

 

 

Conserva la calidad del agua

El paraquat está extremadamente adherido al suelo por lo tanto no lixivia al agua subterránea. Su uso en sistemas con labranza cero reduce la cantidad de suelo que se lava de los campos hacia los cursos de agua, llevándose los nutrientes que causan un excesivo crecimiento de algas, reduciendo los niveles de oxígeno y provocando un grave impacto en la vida acuática.

Los sistemas en base a paraquat redujeron la erosión del suelo y el escurrimiento de agua y ahorraron costos Estudios de casos Los científicos de la Universidad Estatal de Benguet en el norte de las Filipinas han trabajado con los productores de verduras y hortalizas que usan sistemas basados en paraquat. Se encontró que estos sistemas reducían la erosión del suelo y el escurrimiento de agua en más de un tercio y los costos de los insumos agrícolas en un 73%. En su documento técnico sobre Decisiones para Elegibilidad de Re-registro (RED, por su sigla en inglés), la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los EE.UU. (EPA) llegó a la conclusión de que “no se espera o considera que el paraquat sea una preocupación para el agua subterránea a partir de patrones de uso normales del di-cloruro de paraquat”. Lea más