Cultivo de algodón

Envueltos en algodónPóngase un jean y disfrute literalmente de los frutos de uno de los principales cultivos del mundo y de dos revoluciones industriales. 

Definición

Las hojas son "finas" en contraposición a las hojas "anchas" de las malas hierbas de hoja ancha. También se las denomina 'monocotiledóneas', es decir que tienen una hoja de semillas en contraposición a las 'dicotiledóneas' que tienen dos hojas de semillas.

Referencias y recursos en línea acreditados

La Sociedad Internacional de Ciencias de las Malas Hierbas (International Weed Science Society) representa a las asociaciones individuales en todo el mundo. Se citan los detalles de estas asociaciones regionales.
El denim del jean es un tejido de algodón, originariamente ‘de Nimes’ en Francia. 
El algodón es una fibra que protege a la semilla de la planta de algodón, como la pulpa de una manzana protege a las pepitas.  Por lo tanto, los frutos no son solo para comer. Hacia fines del siglo XVIII en Inglaterra, la rueca de 8 hilos de James Hargreaves conocida como ‘spinning jenny’ lideró los desarrollos en la tecnología del hilado del algodón para la industria textil e impulsó la Revolución Industrial, que llevó a la aparición de fábricas y producción en masa.  Ahora el algodón es un cultivo que se encuentra en el primer plano de la revolución en biotecnología, siendo el segundo cultivo genéticamente modificado (GM) que se introdujo en la agricultura de grandes superficies después de la soja en 1997. Una de las características principales del algodón GM es la tolerancia a las aplicaciones del herbicida no selectivo

Definición

Producto químico utilizado para la eliminación de todos los tipos de malas hierbas (gramíneas anuales y perennes y malas hierbas de hoja ancha)

Referencias y recursos en línea acreditados

http://www.weeds.iastate.edu/ Valiosa fuente de información contemporánea sobre herbicidas y malas hierbas de Iowa State University.
glifosato. Otras variedades de algodón GM proporcionan protección contra algunos de los muchos insectos que pueden destrozar el cultivo. La elección de la resistencia al herbicida como uno de los primeros objetivos de las investigaciones en biotecnología indica la importancia de un efectivo control de malas hierbas en el algodón.  Si bien el algodón tolerante al herbicida tiene muchas ventajas, ha contribuido a enormes aumentos en el uso de glifosato y el consecuente problema de las malas hierbas resistentes

Definición

Es la capacidad heredada de una planta / mala hierba para sobrevivir a una dosis de un herbicida que normalmente resulta letal para esa especie.

Referencias y recursos en línea acreditados

http://www.weedscience.org/in.asp La Encuesta Internacional sobre Malas Hierbas Resistentes a los Herbicidas monitorea la evolución de las especies resistentes y evalúa su impacto. Se citan todas las instancias confirmadas de nuevos casos.
que este herbicida ya no controla.
El paraquat es el herbicida no selectivo alternativo que, al usarlo en sistemas de manejo integrado de malas hierbas

Definición

Es un sistema de soporte de las decisiones para la protección de los cultivos que se centra en la prevención a largo plazo o supresión de los problemas de plagas con mínimo impacto en la salud de los seres humanos, el medio ambiente y otros organismos que no se desea eliminar. El MIP tiene en cuenta todas las técnicas y tácticas para el control de plagas (culturales, mecánicas, biológicas, químicas) El MIP enfatiza el crecimiento de cultivos sanos para una mejor productividad causando la menor perturbación posible a los agroecosistemas.

Referencias y recursos en línea acreditados

http://www.ipmcenters.org/ El Sitio Nacional del Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA) para el Sistema de Información de los Centros Regionales de MIP proporciona información sobre los productos básicos, plagas y prácticas para el manejo de plagas, personas y cuestiones de los EE.UU.
, puede proporcionar soluciones a estos problemas de control de malas hierbas.
De acuerdo con el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por su sigla en inglés), la organización independiente para la conservación más grande y con más experiencia del mundo,los impactos ambientales más importantes causados por el uso de agroquímicos en el algodón son: "... La calidad del suelo y del agua y el impacto sobre la biodiversidad en los campos y aguas abajo de los campos...” El uso de paraquat en los programas para el control de las malas hierbas puede ayudar a tratar estos problemas ambientales que surgen del cultivo de algodón y también para combatir la resistencia de las malas hierbas.  

Principales problemas ambientales

El WWF explica que los principales problemas ambientales en el cultivo del algodón son:
  • Uso intensivo de agroquímicos
  • Uso excesivo de agua para riego y procesamiento
  • Erosión y degradación del suelo
  • Contaminación del agua por el escurrimiento

    Definición

    La aparición de exceso de líquido (como la lluvia) que se origina pendiente arriba y se junta sin que el suelo pueda absorberlo. Luego el exceso de líquido se va de la superficie y llega a la superficie de agua más cercana (charco, lago, río).
    y la lixiviación de agroquímicos
  • Pérdida de hábitats y sus efectos sobre la biodiversidad
 

El paraquat es una herramienta esencial para los productores de algodón

El paraquat es una herramienta extremadamente versátil en la batalla del productor de algodón contra las malas hierbas. Aquí puede ver un video que muestra la insuperable velocidad de acción del paraquat. Se puede usar para preparar los campos para la plantación y hasta para acondicionar cultivos para la cosecha. El uso de paraquat como herbicida no selectivo alternativo, con un modo de acción diferente, en los sistemas integrados de manejo de malas hierbas está ayudando a evitar problemas de inversiones y resistencia de las malas hierbas. Aquí se aborda la importancia del paraquat en la lucha contra la resistencia de las malas hierbas al glifosato y en mantener las opciones de los agricultores para el uso de sistemas de labranza de conservación. El paraquat se desactiva al contacto con el suelo lo cual significa que se puede pulverizar para quemar las malas hierbas antes de plantar un cultivo de algodón sin arriesgarse a dañar dicho cultivo ni los siguientes en la rotación. No hay problemas de lixiviación, persistencia o captación por las raíces para restringir su uso, a diferencia de muchos otros herbicidas que tienen propiedades ‘residuales’. Puede leer más sobre las exclusivas propiedades del paraquat en el suelo aquí. El paraquat funciona bien incluso en climas fríos y lluviosos, a diferencia de la mayoría de los herbicidas, haciendo que su uso resulte adecuado a comienzos de la estación para controlar las malas hierbas en los sistemas de labranza de conservación. Estos sistemas no dependen del arado para controlar las malas hierbas. No perturbar el suelo ayuda a evitar la erosión y mantiene un suelo sano. Si bien el paraquat es un herbicida no selectivo, de amplio espectro, si pequeñas cantidades aterrizan en las hojas se produce muy poco daño o ningún daño al cultivo porque el paraquat no se mueve a través de las plantas sistémicamente como el glifosato. Por lo tanto, el paraquat se puede usar para el control de las malas hierbas entre surcos para eliminar las malas hierbas que crecen entre los surcos del cultivo. El paraquat se puede usar en forma efectiva y segura como una ayuda para la cosecha para evitar que las hojas verdes manchen la fibra, controlar las malas hierbas enredadas y acelerar la cosecha que realizan los recolectores de algodón. El paraquat tiene un perfil ambiental muy robusto. No lixivia y se degrada en el suelo. Puede encontrar más detalles sobre la seguridad del paraquat para el medio ambiente, los operadores de pulverizadores y los consumidores visitando las diferentes secciones del Centro de Información del Paraquat o remitiéndose a la Ficha Técnica del Paraquat. Puede leer más sobre los beneficios del uso de paraquat aquí.

 

¿De dónde proviene el algodón?

Planta joven de algodón El hilado de algodón se hila a partir de las finas y suaves fibras, es decir las fibras largas que cubren la semilla del algodonero. Existen muchas especies dentro de la familia del algodón, pero sólo dos se cultivan comercialmente. La especie más cultivada es Gossypium hirsutum (algodón de tierras altas) que representa el 97% de la producción. La otra especie es Gossypium barbadense (algodón criollo).  La principal diferencia entre las especies Gossypium hirsutum y Gossypium barbadense es la longitud de la mecha de algodón (fibras individuales). La especie Gossypium barbadense tiene mechas muy finas, de calidad premium, de 5 cm de largo en comparación con las mechas por lo general más cortas, de 2-3 cm de longitud de la especie Gossypium hirsutum. La longitud de la mecha (promedio y uniformidad) es un factor importante en la calidad del hilo o hilado producido.  Otros aspectos relacionados con la calidad son la resistencia, el color y el contenido de desecho foliar de la mecha.  Todos estos atributos pueden verse afectados por la forma y el lugar en que se cultiva el algodón, por ejemplo, la fertilidad del suelo, la temperatura, las precipitaciones y el riego, las plagas y enfermedades y el acondicionamiento del cultivo para la cosecha.  Si bien el algodón blanco es la norma y el más preciado, existen variedades que producen fibras verdes o marrones. Por lo general éstas fibras se excluyen en las áreas de cultivo de algodón blanco para preservar la integridad genética.  El algodón es una planta anual con hojas anchas y lobuladas.  Sin embargo, su tallo leñoso y sus características de floración muestran su anterior naturaleza perenne.  El algodón florece durante un tiempo prolongado y las cápsulas de las semillas pueden estar presentes en la misma rama que las flores nuevas.  Sin embargo, los genetistas han logrado desarrollar variedades con floración más sincronizada.  Con el desarrollo de cosechadoras adecuadas, esto permitió realizar cosechas únicas mecanizadas para reemplazar la recolección manual necesaria en las cosechas múltiples. Sin embargo, el algodón no está tan domesticado como los otros cultivos principales y en los sistemas intensivos de producción los reguladores de crecimiento químicos se usan mucho con varios propósitos. Las plantas de algodón pueden alcanzar hasta los 3 m de altura, pero el crecimiento vegetativo excesivo se controla químicamente.  Esto mejora el rendimiento de la fibra de algodón.  A pesar de la floración más sincronizada, los reguladores de crecimiento se usan para fomentar la apertura de las cápsulas menos maduras.  La fibra del algodón debe quedar expuesta para que las personas que cosechan el algodón puedan recogerlas o desprenderlas de las cápsulas. Después de la cosecha, la fibra de algodón, que aún queda adherida a las semillas, se extrae para “despepitarla”.  En las despepitadoras de algodón se peina la fibra larga cuidadosamente por medios mecánicos a través de un tamiz para separar las fibras de las semillas y acomodarlas en fardos.  Ahora el algodón está listo para ser transportado a las fábricas textiles.

Además del uso de la fibra de algodón en la industria textil, la celulosa pura es una materia prima para la producción de químicos que se usan en productos tan variados como los cosméticos, las películas y los plásticos.  La fibra representa el 30-45% por peso de algodón cosechado, pero el 85% del valor comercial.  Sin embargo, el 55-70% que es semilla también tiene sus usos.  El cultivo es la quinta oleaginosa más importante del mundo.  Una vez que se ha triturado la semilla para extraer el aceite, la harina que queda es útil como forraje para el ganado.

¿Dónde se cultiva el algodón?

En 2014, se cultivaban 31.1 millones de ha de algodón, el 51% de las cuales se encuentran en el sub-continente Indio. China, EE.UU. y África representaban cada uno el 14%, 13% y 8% del total, respectivamente. También se cultivaban áreas significativas en Asia Menor y América del Sur, principalmente en los países en desarrollo. Si bien los cultivos de algodón son nativos de los trópicos, se lo cultiva en el norte hasta en Ucrania y en el sur hasta en el sur de Australia. Sin embargo, sigue siendo vulnerable a las heladas. En la Tabla 1 se muestran algunos datos de cosechas para los principales países productores.

Tabla 1.  Producción de algodón en los países líderes en el año 2014 (datos de la USDA).

  Área cosechada (ha) Rinde de la semilla de algodón (kg/ha) Producción de fibra en millones de fardos*
India 11,805,000   525 28.5
China   3,451,000 1532 24.3
EE.UU   3,299,000   860 13.0
Pakistán   2,801,000   622   8.0
Uzbekistán   1,285,000   626   3.7
Brasil      926,000 1529   6.5
Mali      580,000   412   1.1
Turkmenistán      550,000   553   1.4
Turkey      370,000 1559   2.7
Nigéria      240,000   226   0.3 
* 1 fardo = 480 libras (218 kg)

¿Cómo se cultiva el algodón?

El algodón es un 'cultivo en hilera'.

El algodón se planta hacia fines de la primavera y principios del verano y se cosecha a principios del otoño.  La semilla del algodón se planta en hileras de anchos variables.  Tradicionalmente, se han utilizado hileras anchas (a una distancia aproximada de 75 cm de separación) que permitían el control de las malas hierbas mediante el arado mecánico mientras el cultivo estaba creciendo.  Esto sigue siendo, lejos, el método más popular para el algodón, pero también se cultivan hileras estrechas (a una distancia de 25-50 cm de separación) e hileras ultra estrechas (a menos de 25 cm de separación). El algodón siguió de cerca a la soja como el segundo cultivo de superficie amplia genéticamente modificado (GM) que se introdujo en el año 1997 en los EE.UU.  En el año 2013, se cultivaron 21 millones de hectáreas de algodón GM en el mundo (70% del área total).  En los EE.UU., el algodón tolerante a herbicidas ahora representa el 90% de la superficie cultivada. La gran mayoría son tolerantes al glifosato.  Si bien esto ha simplificado el control de las malas hierbas, existen problemas con el daño a los cultivos si se aplica glifosato a medida que los cultivos se preparan para florecer, como el desarrollo de cambios adversos en la flora de malas hierbas y la resistencia al glifosato.  El paraquat cumple una función importante para evitar estos problemas mediante su uso en sistemas de manejo integrado de malas hierbas.

La erosión del suelo y los sistemas de labranza de conservación

Los herbicidas de amplio espectro, liderados por la introducción del paraquat en la década del '60, han permitido la adopción y el crecimiento de los sistemas de labranza del suelo que no dependen del control de las malas hierbas que se entierran al arar. El abandono del arado de reja en los sistemas de labranza cero

Definición

También conocida como labranza de conservación o labranza cero, es una forma de sembrar cultivos de un año a otro sin perturbar el suelo a través de la labranza, es decir la labranza del suelo que habitualmente se realiza con implementos impulsados por tractores.

Referencias y recursos en línea acreditados

http://www.no-till.com/ Portal para obtener información en línea sobre la agricultura con labranza cero.
ahorra dinero, tiempo y combustible, mejora la estructura del suelo, reduce la erosión y proporciona refugios para la vida silvestre. Más recientemente, los sistemas de labranza de conservación han sido desarrollados como un método más amplio para la producción de cultivos que la labranza sola. Estos sistemas incluyen el uso de cultivos de cobertura

Definición

Los cultivos de cobertura son plantas que se plantan principalmente para no ser cosechadas para la alimentación sino que sirven para el control de la erosión del suelo, el control de las malas hierbas y el mejoramiento de la calidad del suelo. Por lo general se ara o labra la tierra que está abajo antes de plantar el próximo cultivo alimenticio, en cuyos casos el "cultivo de cobertura" se utiliza como una enmienda del suelo y es sinónimo de "cultivo para abono verde."

Referencias y recursos en línea acreditados

http://attra.ncat.org/attra-pub/covercrop.html ATTRA es el Centro Nacional de los EE.UU. para el Centro de Información sobre la Agricultura Sustentable de Tecnología Apropiada.
y cubiertas vegetales o “mulches” formadas por los residuos de los cultivos anteriores para asegurar que por lo menos el 30% de la superficie del suelo siempre esté cubierta para evitar su erosión.
Cultivo emergente de algodón con labranza ceroLos sistemas de labranza de conservación populares en los EE.UU. incluyen la producción de un cultivo de cobertura como trigo o centeno durante el invierno que se quema antes de plantar algodón y la labranza en franjas, en la cual se trabaja una estrecha franja de tierra (de aproximadamente 40 cm de ancho) donde se plantan las hileras de algodón, dejando el rastrojo entre las hileras. Estas técnicas ayudan a reducir la erosión del suelo. Labrar el suelo para controlar las malas hierbas puede provocar la erosión del suelo que remueve los nutrientes y la materia orgánica y disminuye la capacidad de retención de agua. En los campos de Alabama, uno de los principales estados productores de algodón en los EE.UU., se estima una pérdida promedio de 25 toneladas de suelo por año en cada una de las hectáreas. Esto equivale a aproximadamente 2,5 mm de profundidad del suelo.  Los agrónomos estiman que llevaría a una pérdida de rindes de hasta 0,6 toneladas de fibra por hectárea después de 20 a 30 años de erosión a este ritmo.

Plagas y enfermedades

Los cultivos de algodón con frecuencia están bajo la fuerte presión de los insectos.  Se estima que un 15% del cultivo global se pierde a causa de los insectos incluso después de haber tomado medidas de control.  Las plagas y enfermedades también afectan la calidad del algodón, incluso la longitud y resistencia de la mecha y el color de la fibra.  Además del uso de insecticidas químicos, los métodos de control pueden incluir técnicas de manejo como por ejemplo el uso cuidadoso de riego y variedades GM diseñadas por los ingenieros para expresar las proteínas insecticidas que se encuentran en la bacteria Bacillus thuringiensis (BT).. Para los EE.UU., los detalles de una amplia gama de plagas de insectos, enfermedades y malas hierbas que infectan al algodón se pueden encontrar visitando el sitio web del Sistema de Información Nacional (de los EE.UU) para los Centros Regionales de MIP National (US) Information System for the Regional IPM Centers.

Insectos y nematodos

Algodón listo para recolectarEn todo el mundo, las plagas que atacan las cápsulas en desarrollo son: gusano o lagarta rosada (Pectinophora gossypiella), especialmente en África e India; el picudo del algodón (Anthonomus grandis), común en América; otros gusanos son el gusano (espinoso) egipcio del algodón (Earias insulana) y el gusano rojo del algodón (Diparopsis castanea); los manchadores del algodón (Dysdercus superstitious) pueden manchar la fibra y las heridas causadas por la alimentación de estos insectos pueden permitir que los hongos accedan a las cápsulas. Las moscas blancas (Bemisia gossypiella) chupan la savia de las hojas y son una grave amenaza en India y África.  El pulgón del melón o del algodón (Aphid gossypii) infesta las plántulas al chupar la savia de las hojas y secretar mielato en el revés de las hojas. El mielato puede quemar las hojas e interferir con la fotosíntesis. Los pulgones también son vectores de virus. Los nematodos que viven en el suelo, incluso el nematodo del nudo de la raíz (Meloidogyne incognita) y el nematodo reniforme (Rotylenchulus reniformis) son plagas graves en los EE.UU., que se llevan los nutrientes y causan un crecimiento achaparrado.

Enfermedades

Las enfermedades fúngicas y bacterianas afectan a las cápsulas, hojas y raíces de las plántulas y hasta de las plantas maduras.  El clima templado y húmedo fomenta el tizón o marchitez bacteriana (Xanthomonas malvacearum) que achaparra y desfolia las plantas.  Las cápsulas pueden llegar a no abrirse en plantas infectadas.  Varios hongos atacan a las cápsulas directamente.  Diplodia gossyina, Colletotrichum spp. y Fusarium spp. pudren las cápsulas inferiores bajo condiciones de clima templado y húmedo y pueden darle un tinte amarronado a las fibras.  Las plantas previamente dañadas por plagas de insectos son en especial susceptibles. Una de las enfermedades que causan más daño y que son más difíciles de controlar es la pudrición de la raíz del algodón (Phymatotrichum omnivorum) que ataca a las plantas maduras.  Sobrevive por largos períodos en las profundidades de los suelos y se activa con climas muy cálidos.  El hongo transmitido por el suelo Verticillium dahliae penetra a través de las raíces y crece a lo largo del tejido del tallo bajo condiciones de clima fresco y suelo inundado hasta matar a las plántulas jóvenes.  Otras enfermedades de las plántulas son Rhizoctonia solani, Fusarium spp. y Pythium spp.

Manejo de malas hierbas

Las malas hierbas son un problema importante en el algodón, independiente del clima en que se lo cultive. Algunas de las malas hierbas gramíneas predominantes que se encuentran en la mayoría de las regiones de cultivo en los EE.UU. incluyen el sorgo de Aleppo (Sorghum halepense), el zacate cangrejo (Digitaria spp.) y el pasto pata de ganso (Eleusine indica). Entre las principales malas hierbas de hoja ancha

Definición

Las hojas son "anchas" en contraposición a las hojas "finas" de las gramíneas. También se las denomina 'dicotiledóneas', es decir que tienen dos hojas de semillas, mientras que las gramíneas son 'monocotiledóneas', es decir que tienen una hoja de semillas.

Referencias y recursos en línea acreditados

La Sociedad Internacional de Ciencias de las Malas Hierbas (International Weed Science Society) representa a las asociaciones individuales en todo el mundo. Se citan los detalles de estas asociaciones regionales.
se incluyen campanillas o bejucos (Ipomoea spp), escobillas (Sida spp.), bardanas(Xanthium spp.) y malváceas (Abutilon theophrasti).
El control de las malas hierbas es altamente sofisticado.  Como se lo cultiva en hileras anchas, es posible y aún se practica la labranza mecánica para controlar las malas hierbas que crecen entre hileras, pero la mayor parte del control de malas hierbas se realiza mediante el uso de herbicidas.  

Los herbicidas se pueden usar en varias etapas:

  • Pre-plantación o pre-emergencia: para quemar las malas hierbas existentes y proporcionar control residual
  • Post-emergencia: mediante el uso de herbicidas selectivos

    Definición

    Producto químico utilizado para la eliminación de solo ciertos tipos de malas hierbas (es decir, gramíneas o malas hierbas de hoja ancha)

    Referencias y recursos en línea acreditados

    http://www.weeds.iastate.edu/ Valiosa fuente de información contemporánea sobre herbicidas y malas hierbas de Iowa State University.
    o el control de malas hierbas inter-surco con productos en base a paraquat.
  • Pre-cosecha: ayudas para la cosecha como el paraquat se pulverizan para controlar las malas hierbas grandes y secar el cultivo para hacer que la cosecha sea más fácil y evitar que las hojas verdes manchen la fibra.
 

Quema

En los sistemas de labranza de conservación las malas hierbas o un cultivo de cobertura como el centeno, el trigo o la avena se deben controlar mediante el uso de un herbicida de quema, ya sea paraquat o glifosato. El herbicida 2,4-D con frecuencia se mezcla con ambos para mejorar el control de algunas malas hierbas difíciles. En Brasil se utiliza una mezcla de paraquat-diurón. Las pulverizaciones de quema en base a paraquat son más confiables que el glifosato para el control de las malas hierbas anuales

Definición

Son las malas hierbas que completan su ciclo de vida dentro de una temporada de cultivo o un año. De semilla a floración a semilla antes de que finalice el año.

Referencias y recursos en línea acreditados

La Sociedad Internacional de Ciencias de las Malas Hierbas (International Weed Science Society) representa a las asociaciones individuales en todo el mundo. Se citan los detalles de estas asociaciones regionales.
y los cultivos de cobertura en las primeras etapas de crecimiento cuando el clima es frío o cuando llueve enseguida después de la aplicación. En particular en condiciones climáticas difíciles como éstas, el paraquat controlará las malas hierbas en pocos días en comparación con las 2-3 semanas que necesita el glifosato. El glifosato es un herbicida sistémico que elimina por completo las malas hierbas perennes

Definición

Malas hierbas que vuelven a salir todos los años. Algunas mueren en el invierno pero sus raíces permanecen vivas y vuelven a aparecer en la primavera, algunas no mueren y aumentan de tamaño y altura en la próxima temporada.

Referencias y recursos en línea acreditados

La Sociedad Internacional de Ciencias de las Malas Hierbas (International Weed Science Society) representa a las asociaciones individuales en todo el mundo. Se citan los detalles de estas asociaciones regionales.
.

Manejo integrado de malas hierbas

Las nuevas técnicas agrícolas siempre llevan a ‘inversiones de malas hierbas’ en las cuales ciertas especies se hacen más dominantes en la flora de malas hierbas: Sin arar, las gramíneas anuales, las malas hierbas de hoja ancha y semilla pequeña y las perennes aumentan. Más semillas pequeñas quedan en la superficie listas para germinar y las perennes sobreviven mejor cuando los rizomas subterráneos o estolones no se perturban o destruyen. Las malas hierbas menos controladas por los herbicidas particulares utilizados tenderán a hacerse más dominantes y con el uso intensivo de pocos modos de acción las plantas resistentes pueden convertirse en un grave problema. Las malas hierbas resistentes al glifosato presentes en el algodón en los EE.UU. ahora incluyen la cola de caballo (Conyza canadensis), la palmera amaranto (Amaranthus palmeri) y la ambrosia gigante (Ambrosia trifida). No se deben realizar más de dos aplicaciones de glifosato en un campo durante dos temporadas. El paraquat puede proporcionar el medio alternativo de control efectivo y sustentable de las malas hierbas.

Ayuda para la cosecha

Cosecha de algodónAntes de la cosecha se aplican defoliantes. Estos productos eliminan las hojas dejando las cápsulas expuestas para cosecharlas.  Como tratamiento de defoliación final, se usa el paraquat para desecar las hojas que quedan y asegurar que la clorofila de las hojas no manche la fibra durante la cosecha, lo cual reduciría su valor. Un cultivo disecado, seco y libre de malas hierbas enredadas, se cosecha con mayor rapidez.   

 

 

ESTUDIO DE UN CASO: El paraquat contribuye a que una explotación de algodón reciba un premio

El paraquat, utilizado en un sistema de labranza de conservación, ha dado recompensas a dos productores de algodón en Virginia. Lea más ...

 

Referencias y recursos

Asociaciones de algodón

Committee for International Cooperation between Cotton Associations (Comisión para la Cooperación Internacional entre Asociaciones de Algodón) National Cotton Council of America (Consejo Nacional del Algodón de América) International Cotton Advisory Committee (Comisión Asesora Internacional para el Algodón)

Agronomía y producción del algodón:

National (US) Information System for the Regional IPM Centers (Sistema de Información Nacional (de los EE.UU.) para los Centros Regionales de MIP) United Nations Food and Agriculture Organisation FAOSTAT (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura)

Resistencia al glifosato

International Survey of Herbicide Resistant Weeds (Relevamiento internacional de malas hierbas resistentes a herbicidas)

GM

International Service for the Acquisition of Agri-Biotech Applications - ISAAA (Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones de Agro-Bio-Tecnología)
 USDA Economic Research Service (ERS) (Servicio de Investigación Económica del Departamento de Agricultura de los EE.UU.)

Labranza de conservación

http://extension.missouri.edu/p/G4270

Problemas ambientales

WWF